1 ene. 2013


Termina un año , comienza otro.

Termina un ciclo que cíclicamente da paso al siguiente.

Echando la vista atrás soy capaz de ver destellos positivos que luchan por atravesar las oscuras nubes de hechos negativos , cubren nuestro cielo , y permanecen ensombreciendo nuestras vidas.

 Puestos a observar , mejor disfrutar de esos destellos , que son las cosas buenas que nos han pasado a lo largo de este año , se puede visualizar un marco horrible , un lienzo asqueroso , pero en medio de todo esto, trazos y formas maravillosas de vivos colores.

Experiencias , que aunque no todas fueron como se predijeron , son experiencias para toda una vida.
Malos momentos , que una vez pasados , dan pié a momentos mejores .

Equilibrio.

Hemos hecho 4 exposiciones a lo largo del año. Y cada una me ha enseñado algo nuevo.

He estado entrenando otro año más , y me siento mas tranquilo , afronto cada entrenamiento con atención , y no me desalienta el hecho de no asimilar ciertos conceptos que cada vez son mas complicados , al contrario , busco el modo de encontrar cual es el punto de vista idóneo en cada momento , para que entre en este duro cabezón.
Debo llevar estos principios a la vida diaria . Me machaca el hecho de haberlo llevado a cabo hace años , y ahora no consigo hallar el modo de encontrar la sensación que me indique que lo estoy haciendo bien.
Supongo que el hecho de estar en continua evolución hace difícil que repita las mismas sensaciones que sentia tiempo atrás , no soy la misma persona . Es como pretender que las motivaciones que tenia a los 20 años , despierten en mi la misma sensación de vitalidad , de hambre de mundo , es algo tan improbable que parece imposible.

El trabajo me ha dado momentos buenos que no he sabido saborear. Era como un suplicio diario y constante . Atravesamos una tormenta , y la embarcación no deja de dar tumbos , y el hecho de no saber en qué punto de la tormenta nos hallamos empeora las cosas , no sabemos si nos encontramos en el principio , mitad , o final , lo inunda todo de una atmósfera insoportable.No hay héroes en esta historia , cada uno somos nuestro propio héroe , de nuestra capacidad para resistir cada golpe , levantarnos a cada caída , y el factor suerte , dependerá nuestro futuro , y los que sobrevivan a esta debacle , saldrán sin duda reforzados , hay que estar preparado , porque la primera sensación será de derrota , abatimiento , como los corredores de marathon , que cuando cruzan la linea se vuelven conscientes del esfuerzo realizado , y no les pidas correr 1 km más , que seguramente les costará hasta incluso caminar.
Así y todo nos rodean estrellas , que en algun momento nos pueden guiar en este incómodo viaje , personas cercanas , otras no tanto , gente que ves todos los dias , y otros desconocidos que al hacer un gesto nos dan la solución a la hora de elegir una u otra dirección.

Mi familia me soporta , aunque creo que la mejor definición es que me quiere , si , me quieren , trataré de no emplear el término "soportar" , éste último me hace tomar tesitura de víctima , y no lo soy.

Preparo dos escenas más .
Pensaba que tal vez lo dejaría , pero no, las he puesto en marcha al mismo tiempo.